jueves, 16 de enero de 2014

Música y publicidad. Psicoacústica. (1)

 ¿Puede incitar la música en publicidad al consumo? ¿Y a la relajación? ¿Y a la confianza? ¿¿Somos capaces de recordar las imágenes de los anuncios que hemos visto a lo largo de nuestra vida?

Estas y otras muchas preguntas similares debieron hacerse los primeros a los que se les ocurrio poner una melodía en anuncios. Hoy en día, y echando la vista atrás unos cuantos años, es prácticamente imposible encontrar publicidad en medios audiovisuales que no se sirva de la música y de los efectos musicales para crear diversos efectos en la audiencia.

Por poner un primer ejemplo sencillo, ¿alguno se acuerda de las imágenes del antiguo anuncio de Cola Cao?. Seguro que la mayoría no. Pero seguro que esa mayoría, en la cual me incluyo, se acuerda de la canción que acompañaba a dicho anuncio y que, ahora mismo, seguramente estés pensando o tarareando.



Menos mal que les dio por cambiar las campañas y evolucionar favorablemente. Y hablando de evolucionar, desde el año 86 estamos escuchando la misma música en una de las publicidades más entrañables de la navidad, la del Almendro. Se identifica tanto la melodía con el anuncio que incluso hay una frase hecha con la misma, que utilizamos casi sin darnos cuenta.
              - ¿Vuelves a casa?
              - Sí, como el almendro (o - sí, como el del anuncio- dicen algunos)


Anuncios del Almendro hasta el año 2001

                                           Anuncio de la última campaña de navidad(2013)

Existen muchas más campañas publicitarias que usan este recurso para identificar su producto y que nos dejan un registro del mismo en nuestro cerebro de por vida (las muñecas de famosa, los boligrafos bic, etc). Y no sólo se reduce al ámbito de la televisión, ya que podemos encontrarlo en radio, en teléfonos móviles (melodías propias de las grandes marcas como nokia, que curiosamente está basada en "Gran Vals" del compositor valenciano Francisco Tárregas), ordenadores (intel, windows, mac), etc, etc.

Entonces, ¿puede incitar la música en publicidad a la relajación, la confianza, el consumo, el estress, etc?. La respuesta, claramente, es sí. En la próxima publicación del blog hablaremos un poquito sobre ello.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada